Lancia - Appia Coupe Pinin Farina - 1958

Descripción
Lancia - Appia Coupe Pinin Farina - 1958
Se puede recoger en: Hungría - con matriculación húngara - 4800 km - 3 - En buen estado, signos visibles de desgaste y edad general

Bastidor: 812.01-2254
Motor: 1,1 L V4
Transmisión: manual de cuatro velocidades.

Este Appia Cupé de Pininfarina de 1958 se encuentra en Budapest, Hungría, y está correctamente repintado, y presenta su carrocería, componentes mecánicos y accesorios originales.

El interior se retapizó con materiales de proveedores originales y, junto con la nueva y correcta combinación bicolor negro y crema, este Appia es uno de los más cuidados de pocos ejemplares que (im)probablemente se vean por las carreteras. Tracción en las cuatro ruedas unida al compacto motor V4 con cilindros de diseño VR, 1089 cc. Si bien los 50 CV que genera no son algo tan exótico como las cifras que puede dar un italiano doce, la velocidad no es exactamente el aspecto principal de este elegante cupé pequeño, pero la experiencia de conducción Lancia siempre es única, independientemente de la finalidad.

Carrocería: todos los paneles son originales en este Lancia y el ajuste parece bueno, incluso para sus años. Las puertas quedan a ras de las aletas cuando están cerradas y el ajusté del capó y la puerta del maletero es también el que debe ser. No se observa corrosión en el coche, ni en la parte inferior.

Pintura: la pintura de este Appia no es la original, pero los dos colores son acordes con cómo el coche salió de fábrica y coinciden con las especificaciones originales. La pintura está hoy libre de burbujas, grietas y descoloración. Si se examina de cerca, se nota ‘piel de naranja’ debido a las técnicas de repintado con espray de hace 20 años. Hay un pequeño desconchado (se muestra en las fotos).

Accesorios y cristales: las diferentes piezas que configuran el paquete de accesorios de este Appia con carrocería Pininfarina eran muy difíciles de encontrar en 2018, y dadas las cualidades de brillante diseño, como de una joya, por dentro y por fuera, encontrar un kit intacto es un importante determinante de cuánto tiempo se pasará disfrutando del coche frente a buscando piezas por internet para él día sí y día también. Todas las piezas presentan pátina, pero se ven notablemente limpias, intactas y con buen ajuste para sus años. Todos los detalles son originales. Los cristales son originales, incluida la luna trasera envolvente, y está libre de impactos o partes opacadas. Las juntas de goma y las juntas entre cristales y embellecedores son también originales, y por tanto se están agrietando en unos pocos sitios, pero no hasta el punto de necesitar una sustitución, si el próximo propietario quisiera conservar las gomas originales.

Ruedas: las ruedas son originales, con acero con color a juego equipadas con tapacubos de cromo y anillos decorativos. Como son originales, tienen unas pocas abolladuras e imperfecciones en los anillos decorativos tras décadas de cambios de neumáticos a lo largo de la vida del coche. Los neumáticos se sustituyeron recientemente, pero son Michelin correctas para a época y con diseño y tamaño apropiados para el coche.

Volante: dispone del volante original y funciona. Incluye el novedoso botón de bocina debajo del elegante diseño de dos radios del fino volante negro brillante.

Salpicadero e instrumentos: el salpicadero y los instrumentos son también originales del coche, y el trío de medidores Veglia funciona como debe ser. En un momento en la vida del coche alguien hizo algunos pequeños agujeros en el salpicadero para instalar algo similar a un reloj de rali, y se ven en las fotos, bajo el conjunto de instrumentos de la derecha.

Asientos, tapicería y moqueta: los materiales en el interior de este Appia no son originales, pero todos proceden de un proveedor de Lancia, así que son correctos. El retapizado lo hizo un taller familiar en el norte de Italia. La moqueta tiene unas pocas marcas acordes con los años. El techo interior es el original y presenta algunas manchas y cortes en los sitios que cabe esperar, pero aún se ve firme y ciertamente no se tiene que sustituir.

Motor: el diminuto cuatro cilindros del Appia puede que no sea el mayor en términos de cilindrada o potencia, pero es un signo del talento de la ingeniería italiana que es interesante por la forma en que no lo son motores enormes con muchos más cilindros. Para empezar, el V4 no tiene un simple diseño simétrico, la colocación alterna de los cilindros mantiene una eficiencia adicional que ayuda al equilibrio del ya ligero coche. El motor genera suficientes caballos para moverse por la ciudad y viajar por carreteras secundarias sinuosas, peo no es un motor con un par motor que contorsiona el chasis. El diseño procede de Vittorio Jano, que se hizo famoso por su trabajo impulsando los primeros coches Alfa Romeo y Ferrari de carreras a la victoria en Grandes Premios. En otras palabras, quien diseñó el motor de este coche sabía qué hacia cuando creó este compacto de doble árbol.

Motor original: sí.

Transmisión: la transmisión de cuatro velocidades es toda original y la ha mantenido un especialista en Italia.

Transmisión original: sí.

La conducción: La caja de cambios de cuatro velocidades es original y su mantenimiento y cuidado consistentes proporcionan una experiencia agradable para todas las marchas hacia delante y para la marcha atrás. No hay problemas de nada que rasque, ni problemas de marchas que salten, y el selector colocado en el suelo se encuentra fácilmente cuando se conduce.

Detalles del lote
Marca
Lancia
Tipo de modelo
Appia Coupe Pinin Farina
Año
1958
Se encuentra en
Hungría
Estilo de carrocería
Coupé
Kilometraje indicado
4800 km
Documentos de matriculación
con matriculación húngara
Transmisión
Manual
Combustible
Gasolina
Color
Negro
Caballos
53
Estado
3 - Buen estado: signos visibles de desgaste y del paso del tiempo en general
¿Todavía no te has registrado?
Al crear tu cuenta gratuita en Catawiki, podrás pujar por cualquiera de los 50 000 objetos especiales que ofrecemos a subasta cada semana.
o Iniciar sesión