A subasta una centralita telefónica manual de las auténticas ‘chicas del cable’

‘Las chicas del cable’ se ha convertido sin duda en uno de los fenómenos de Netflix en el último año. La plataforma de vídeos en streaming narra en esta serie las vivencias de un grupo de telefonistas en los años 20, rememorando así uno de los oficios más icónicos de la época.


El éxito de la ficción ha sido tal que no solo cuenta con legiones de seguidores, sino que incluso ha permitido rescatar del olvido artilugios ligados al trabajo de las operadoras y que las casas de subastas hayan puesto su foco de atención en ellos. Es el caso de Catawiki (www.catawiki.es), el portal de subastas online de artículos singulares líder en Europa, está subastando una auténtica centralita telefónica manual que utilizaron las telefonistas en la primera mitad del siglo XX y que ahora se han popularizado gracias a la conocida serie.


Esta centralita telefónica manual de madera, conservada en muy buen estado, es un ejemplar auténtico y original que se cree estuvo en uso entre los años 1920 y 1940 en alguna de las centrales telefónicas de la época. Sus dimensiones son de 79 cms de ancho y 130 cms de alto. Por razones obvias ya no funciona, pero es un excelente elemento de decoración, así como de atrezzo original, como los utilizados en la serie, para quienes aman las antigüedades y este tipo de piezas retro. Originalmente, la pieza a subasta estuvo situada en el Hotel Tropicana de la Costa del Sol, donde estuvo en funcionamiento hasta los años 60.


No le falta ningún detalle, pues en ella se observan los paneles, clavijas y sus correspondientes cables que permitían a las telefonistas conectar las llamadas entrantes con el destinatario en cuestión. Un gesto que ahora se ha visto rescatado y se ha hecho conocido a través de las escenas en las que Marga y Carlota, dos de las personajes de ‘Las chicas del cable’, desempeñan su trabajo y para las que en la serie se han utilizado réplicas de estas centralitas.


Las telefonistas ejercieron un papel clave en los inicios de la telefonía  y eran una pieza fundamental en las comunicaciones. Ellas se encargaban de hacer funcionar los engranajes de las centralitas para poder conectar a los interlocutores en las llamadas, no solo personales, sino también institucionales relevantes para el transcurso político del país. Todo pasaba por sus oídos. A medida que pasaban los años aumentaban el número de abonados y las centralitas manuales ya eran inviables. Las compañías telefónicas comienzan a trabajar en las centralitas automáticas y las telefonistas ven amenazados sus puestos de trabajo. En 1988, en el pueblo de Polopos en Granada, se cerró la última centralita manual que quedaba en activo en España.


En palabras de Francisco Álvarez, experto en subastas de antigüedades  de Catawiki, “sabemos que en museos y otros recintos oficiales hay ejemplares como el que nosotros subastamos, pero desconocemos si existen más o cuantas centralitas como ésta se hallan en manos de particulares. Por este motivo, ésta es una ocasión especial tanto para fans de la popular serie como coleccionistas de antigüedades para hacerse con un pedacito de la historia de la telefonía. La subasta ya ha alcanzado los 1.000 euros, que era el remate inicialmente estimado. No cabe duda de que hasta que finalice la misma en unos días su valor seguirá incrementándose y en parte gracias al éxito de ‘Las chicas del cable’ y el fenómeno fan que genera a su alrededor.”


La subasta está teniendo lugar en Catawiki y finaliza el próximo 7 de febrero, momento hasta el cual se puede pujar por esta reliquia. La última puja de mayor valor realizada al finalizar la subasta será quien se la adjudique. Se pueden ver los detalles de la subasta aquí: www.catawiki.es/centralitatelefonica