Entrevistas

La colección de whisky del experto de Catawiki: Jeroen Koetsier

Con la colaboración de Jeroen Koetsier - Experto en whisky

Durante años, el experto de Catawiki Jeroen Koetsier ha ido comprando siempre tres botellas de cada whisky: una para su colección, otra para beber, y otra para vender finalmente. La última era para cubrir los costes de las dos primeras. El whisky es un placer de bebida, pero también puede infundir la locura por coleccionarlo y un espíritu comercial. Jeroen Koetsier incluso mandó construir una bodega para albergar todas sus preciadas botellas. Hemos hablado con Jeroen para conocer más sobre su colección especial de whisky.

El comienzo de la colección
Antes de que Jeroen empezara a coleccionar whisky, había coleccionado todo tipo de cosas: sellos, monedas, canicas, folletos de coches, jarras de cerveza, ceniceros, etc. Pero en 1998 se le abrió un mundo completamente nuevo y se plantó la semilla de algo nuevo. “Compré un Ardbeg 1974 para el cumpleaños de mi hermano. Al darle la botella sentí reticencia a soltarla. Al día siguiente volví a la licorería para comprar una botella de la añada de mi año de nacimiento. Siguiendo el consejo del vendedor, me llevé a casa un Brora 1972. Es absolutamente una joya, igual que el Ardberg 1974."


Brora de 1972

Listado de bebidas
El virus contagió muy rápido a Jeroen. "Una semana más tarde, otro vendedor me convenció fácilmente para que comprara seis botellas de golpe. Me habló sobre las seis regiones, cada una de ellas con su propio y distintivo perfil de sabor. En pocos mesas había reunido unas veinte botellas. Incluso cuando alcancé las cien botellas, aún negaba ser coleccionista. Lo veía como una acumulación de bebidas. Cuando la colección pasó la marca de las mil botellas, Jeroen dejó de contar.


No solamente es popular el whisky escocés
Cuando escuchas hablar o lees sobre whisky, piensas en Escocia, pero hay muchos más países productores de esta bebida espirituosa; Irlanda y los EE:UU., por ejemplo, pero también Japón. En 2005 Jeroen Koetsier probó el whisky Speyside de la destilería japonesa Hanyu, que cerró en 2000. "¡Qué gran whisky! Me hizo olvidarme de los escoceses que había probado antes." Jeroen se compró un barril, embotelló y vendió el contenido. Su Hanyu ganó una medalla de oro en los premios Malt Maniac Awards, un concurso independiente no patrocinado.


Comprar y vender
Durante bastante tiempo, Jeroen coleccionó principalmente whisky de la destilería Ardbeg de la isla Islay y vintages de 1972. "Cuando la excavación y construcción de mi bodega en 2006 resulto ser el doble de costosa de lo que había estimado, me vi obligado a vender una parte importante de mi colección. Especialmente mi colección de Ardbeg, que incluía más de doscientas botellas diferentes, quedó muy tocada. Con las botellas que tuve que vender entonces podría haber ganado lo suficiente en 2014 como para permitirme un coche de lujo. ¿Me arrepiento? No, me gusta vivir aquí y el whisky está bien guardado.

Ardberg: whisky Lord of the Isles
“A partir de 2006 empecé a coleccionar de forma más amplia. Ya no me fijo en una destilería que te hace pagar demasiado siempre que te encuentras finalmente con una botella que aún no tienes. Los criterios más importantes que tengo para las nuevas botellas es que tienen que saber bien. Imagina que el valor cae. Entonces, por lo menos, no tendré que derramar el contenido."


Amor por el whisky
Jeroen Koetsier es también un entusiasta del whisky.. Piensa que el whisky es una bebida fascinante. "Aunque el destilado cuesta menos de un euro por litro, con el correcto uso de la madera y con mucha paciencia, es posible convertir el whisky en una hermosa y compleja experiencia de sabores. A diferencia de mi otra pasión, el vino, el whisky tiene la ventaja de que, mientras pruebes mucho sin beber mucho, incluso las mejores botellas son asequibles para el más modesto de los presupuestos. Si cierras bien una botella después de haberla abierto, puede tener una larga vida, lo suficiente como para compartir esa botella especial y sus costes con cinco, diez o incluso treinta y cinco personas más.


Amigos del whisky
Jeroen forma parte de una red internacional de amigos del whisky. Se reúnen varias veces al año en festivales del whisky. Jeroen fue a Escocia con un pequeño grupo selecto de verdaderos acérrimos. "En 2012 pusimos en marcha la Brora Academy, más o menos a la semana del cierre de la destilería Brora, y en febrero de 2016 hicimos el recorrido 'Pre World War Tour'. Todos los participantes contribuyeron con al menos una botella que había sido destilada antes de la II Guerra Mundial. Nuestra visita al embotellador independienteGordon & MacPhail y el momento de abrir un Glenlivet 1899 en la destilería Glenlivet fueron retransmitidos por la BBC.”


Gordon & MacPhail

El whisky está en todas partes
Jeroen obtiene sus botellas de todo el mundo. Directamente de las destilerías, la mayoría de las cuales ha tenido el placer de visitar, pero también busca por internet para aumentar su colección. "¿Las mejores botellas de mi colección? Es difícil de decir. Hay docenas de competidores, cada uno con su propia historia." Su colección cuenta con más de mil botellas y con unos quinientos libros sobre whisky. Una colección impresionante, pero un verdadero coleccionista sigue coleccionando. Y eso es lo que hace Jeroen Koetsier. "Los whiskies embotellados antes de 1980 me resultan muy inusuales y muy interesantes. Siempre estoy a la caza de antiguos puros de malta cuya existencia nadie conoce. Además, me gustaría encontrar primeras ediciones de algunos libros del siglo XIX: ‘The Whisky Distilleries of the United Kingdom’ de Alfred Barnard está en lo más alto de mi lista de deseos.”


Estallido de precios
Algo que hace que coleccionar sea mucho más difícil hoy en día es la explosión de los precios. En los dos últimos años los precios de todas las botellas de calidad se han duplicado. "Cada vez es más una locura. Cada vez más es posible ver nuevos lanzamientos de 1000 € o más por botella. A la hora de dividir los costes entre treinta personas todavía es asumible, pero comprar tres botellas, como solía hacer, ya no es una opción. Por ejemplo, tendré que dejar pasar el Brora 1972 de 7000 €.

Los objetivos de una colección de whisky
La naturaleza del coleccionar ha cambiado, según Jeroen. "Mi colección solía ser estática; ahora es dinámica. Ninguna botella es sagrada y todas ellas se pueden abrir, siempre que haya una buena razón para ello. Mi colección de whisky no tiene fin, pero es un medio para adquirir maravillosas experiencias y para conocer a gente extraordinaria. Mi colección es sobre todo una colección de bellos recuerdos y experiencias."

¿Eres un coleccionista de whisky y estás buscando botellas especiales que le faltan a tu colección? Échale un vistazo a nuestra subasta de whisky. ¿O compraste botellas de más como Jeroen Koetsier para venderlas? Entonces regístrate como vendedor y ofrécelas a subasta.


Crea tu cuenta gratuita de Catawiki

En Catawiki, te sorprenderás cada semana con la impresionante selección de objetos especiales que te ofrecemos. Regístrate hoy y explora nuestras subastas semanales elaboradas por nuestro equipo de expertos profesionales.

Crear una cuenta
Compartir artículo
Close Created with Sketch.
¿Todavía no te has registrado?
Al crear tu cuenta gratuita en Catawiki, podrás pujar por cualquiera de los 50 000 objetos especiales que ofrecemos a subasta cada semana.
¡Regístrate ahora!