Artículos excepcionales

¿Qué es el ámbar del Báltico y cuál es su origen?

¿Alguna vez has querido poseer un trozo de ámbar de más de 100 millones de años, que tenga en su interior un insecto o las plumas de un pequeño dinosaurio? El ámbar es resina de árbol fosilizada y ha sido apreciado por su belleza durante décadas. A veces funciona como una cápsula del tiempo que atrapa todo lo que cae en él antes de que se endurezca. ¿Pero, en realidad, cómo se encontraron estas bellas piezas? A continuación puedes averiguar más cosas sobre el origen del ámbar y visitar nuestras subastas de fósiles, donde tenemos algunos grandes trozos de historia que están esperando un nuevo dueño.

Una historia de amor prohibida
Una historia muy popular sobre el origen del ámbar proviene de Lituania, y es la de la reina Jüratè y el pescador Kastytis Jüratè vivía bajo el mar Báltico en un hermoso castillo de ámbar, desde donde gobernaba el mar y todas sus criaturas. Un día su tranquila vida fue interrumpida por Kastytis, que estaba pescando. Para mantener la paz en el mar, la reina quiso castigar a Kastytis, pero en lugar de castigar al pescador, Jüratè se enamoró de él. Cuando Perkûnas, el dios del trueno, se enteró de ese amor prohibido, se puso furioso y destruyó el castillo de ámbar. Esta es la razón por la cual, según la leyenda, los trozos de ámbar llegan a la costa del mar Báltico tras las tormentas. Al ámbar también se le denomina como las lágrimas de la reina Jüratè.


Una sustancia pegajosa.
Para una explicación más científica sobre el ámbar tenemos que viajar en el tiempo millones de años, a las regiones del sur de la Escandinavia de hoy en día y a las regiones cercanas a los fondos marinos del mar Báltico. Arboles de coníferas crecían en aquella zona y cuando el clima se hizo más cálido, éstas empezaron a liberar una sustancia pegajosa conocida como resina. Con el tiempo, la resina se endurecería y formaría el ámbar tal y como lo conocemos hoy en día.


Congelado en el tiempo
Las resinas de los antiguos arboles de coníferas eran muy fluidas al principio, pero se solidificaron muy rápidamente debido a la evaporación. Debido a su viscosidad, una mosca o una hormiga podían fácilmente quedar atrapadas en la resina y debido a que ésta se solidificaba muy rápidamente, los insectos quedaban atrapados durante siglos, congelados en el tiempo.

 

La mayoría de los insectos eran atrapados cuando todavía estaban vivos. La mayoría de los insectos atrapados, están perfectamente conservados en el interior del ámbar, se pueden ver los pelos más finos y las escamas.  


La historia de las piedras de ámbar es casi tan colorista como la piedra en si misma, y puedes encontrar estas piedras en nuestras subastas de fósiles semanales Échales un vistazo y encuentra tu propia lágrima de la reina Jüratè, o cápsula del tiempo prehistórica. Si ya posees algunas bellas piezas de ámbar y estás intentando venderlas, entonces puedes registrarte aquí para convertirte en vendedor y empezar a ofrecer en subasta tus piedras de ámbar u otros tesoros en Catawiki.

Crea tu cuenta gratuita de Catawiki

En Catawiki, te sorprenderás cada semana con la impresionante selección de objetos especiales que te ofrecemos. Regístrate hoy y explora nuestras subastas semanales elaboradas por nuestro equipo de expertos profesionales.

Crear una cuenta
Compartir artículo
Close Created with Sketch.
¿Todavía no te has registrado?
Al crear tu cuenta gratuita en Catawiki, podrás pujar por cualquiera de los 50 000 objetos especiales que ofrecemos a subasta cada semana.
¡Regístrate ahora!