Consejos para vendedores

Venta de monedas: ¿Cómo se determina el valor?

Quizá tienes una cajita llena de monedas en el fondo de tu escritorio esperando el momento adecuado para salir y ser vendidas a un entusiasta coleccionista de monedas. Puede que esas monedas sean muy valiosas... o puede que no. ¿Cómo puedes saberlo? Nuestros expertos han compartido unos cuantos consejos para ayudarte a decidir si vale la pena vender tus monedas. Sigue leyendo para averiguar si podrías tener un tesoro escondido.


Determinar el valor
Determinar el valor de una moneda es muy complejo y es necesario que lo hagan los expertos; se requieren años de experiencia y muchos conocimientos para saber cuánto vale una moneda. Nuestro equipo de expertos en monedas está encantado de ayudarte y aconsejarte sobre una moneda en particular o una colección que puede que te interese subastar. Han compartido unas cuantas cosas en las que ya puedes fijarte para determinar el valor de tu(s) moneda(s) y decidir si vale la pena venderla(s). Y si crees que así es, ¡puedes preguntar a nuestros expertos en monedas si tenías razón!


Algunos de nuestros expertos en monedas: Eric Toonen (izquierda), Willem Knapen (centro) y Philipp Rott (derecha)

Para hacer una valoración correcta de una moneda o colección hay tres factores a tener en cuenta: grado de conservación, rareza y atractivo comercial. No hay una manera científica de determinar el grado o la rareza; hay unas directrices, pero la evaluación es al final subjetiva. Para valorar el atractivo comercial es necesario conocer el mercado actual y la posible cantidad de coleccionistas que pueden estar interesados en tu moneda específica o en tu colección. Por estos motivos, valorar monedas es algo que la mayoría de veces se deja a los expertos. Como el valor fluctúa a lo largo de los años en función del mercado, es casi imposible establecer el valor con un 100 % de certeza, pero los expertos pueden acercarse. En esto se basan los precios:

Grado de conservación
El estado de conservación es un rasgo importante para determinar el valor de una moneda. Por ejemplo, una moneda de 5 pesetas de 1876 es muy común, y en grados inferiores normalmente se vende a precios cercanos a su valor en plata. Pero si tienes la misma moneda de 5 pesetas de 1876 con un grado excepcional, será mucho más inusual y más gente estará interesada en comprarla, de modo que puede conseguir fácilmente un precio más alto. Otro estupendo ejemplo es esta moneda de 20 reales de plata vendida en Catawiki en 2017. Logró la elevada puja de 925 € gracias a su alto grado de conservación (EBC), que si hubiera sido inferior, probablemente se hubiera vendido por unos 250 €.


Aquí abajo encontrarás una explicación del sistema de graduación tal como lo explican nuestros expertos en monedas:

FDC = las primeras monedas acuñadas con nuevos cuños.

S/C = una moneda que no ha tenido circulación.

EBC = desgaste mínimo, señales de circulación mínimas.

MBC = circulada, pero con todas sus características muy visibles y sin daños.

BC + = muy circulada, y algunas partes de la moneda no se ven bien.

Rareza
Como con la mayoría de artículos de colección, la rareza contribuye en muy buena medida al valor y la demanda. Como muestra el ejemplo anterior, una moneda específica puede ser inusual en el sentido de que existen pocas como ella en un estado tan bueno. Otras monedas son excepcionales porque son antiguas y solamente se han encontrado o conservado unas pocas. Esto no quiere decir que todas las monedas del Imperio Romano sean valiosas; depende del estado en el que se encuentren, el material, la efigie que tengan, y el centrado de la efigie, entre otras cosas. Una moneda también puede ser inusual porque en su momento se acuñaron pocas. A veces una moneda es ‘artificialmente excepcional’ porque los catálogos le añaden interés, tratando de generar expectativas.


Valor comercial
Si una moneda se vende o no por un buen precio depende de su valor comercial. ¿Cuántos coleccionistas están dispuestos a comprarla? ¿Cómo está la economía? ¿Hay determinados tipos de monedas que se demanden en particular? Todos estos factores contribuyen al precio de mercado real de una moneda. A veces una moneda bella e inusual no se vende por el precio que el vendedor cree que vale porque la demanda no se ajustó a la oferta.


Lo mejor de las monedas es que, independientemente del valor comercial (o económico), tienen un valor histórico. Cada moneda explica un relato y es muy fascinante conocer esas historias y reunir una colección propia. Échale un vistazo a nuestra subasta de monedas para ampliar esa colección o regístrate para vender tus monedas y recibir consejos de nuestros expertos sobre su valor y posible precio de venta.

Crea tu cuenta gratuita de Catawiki

En Catawiki, te sorprenderás cada semana con la impresionante selección de objetos especiales que te ofrecemos. Regístrate hoy y explora nuestras subastas semanales elaboradas por nuestro equipo de expertos profesionales.

Crear una cuenta
Compartir artículo
Close Created with Sketch.
¿Todavía no te has registrado?
Al crear tu cuenta gratuita en Catawiki, podrás pujar por cualquiera de los 50 000 objetos especiales que ofrecemos a subasta cada semana.
Regístrate ahora