Otras historias

Una historia de la censura a través de tres libros

Escrito por Beulah | 20 de septiembre de 2019

La semana de los libros prohibidos ha pasado a ser un homenaje a los libros prohibidos reconocido internacionalmente, con lectores de todo el mundo sumándose a la causa. Los títulos en la lista de libros prohibidos incluyen ‘Alicia en el País de las Maravillas’, ‘Los versos satánicos’ y ‘El manifiesto comunista’. No obstante, nuestro experto en libros inusuales Mark Harrison cree que deberíamos prestarle la misma atención a los libros que no se prohibieron.

La censura de libros nunca ha sido un proceso lógico, y las ‘normas’ que la rigen no se mantienen ni gestionan de forma uniforme. ‘Los libros prohibidos son fascinantes, pero con frecuencia lo que se salva es lo más interesante’, explica Mark. ‘A menudo encontramos que los libros polémicos que no se prohibieron nos cuentan más sobre los aspectos e hipocresías sociales que rigen la censura en un momento determinado’.

A Vindication of the Rights of Woman (Vindicación de los derechos de la mujer), de Mary Wollstonecraft, 1792

Siendo un ensayo feminista que abordó muchos temas aún polémicos en la actualidad, es un milagro que A Vindication of the Rights of Woman (Vindicacion de los derechos de la mujer) no haya sido prohibido por ningún país y no haya acabado en el Index Librorum Prohibitorum (un listado de obras cuya lectura se prohibía a los católicos romanos). La educación universal y los derechos de la mujer son los temas principales que toca Wollstonecraft, pero es el marcado republicanismo que se extiende por toda la Vindicación, el sentimiento antimonárquico y antiaristocrático, lo que hace que la ausencia de censura sea aún más desconcertante. Entonces, ¿cómo evitó la censura esta obra?

Irónicamente, podría haber sido el sexismo contra el que luchaba Wollstonecraft lo que salvara a su Vindicación. La censura de libros por motivos de seguridad nacional se centró de forma abrumadora en literatura de autores masculinos. A lo largo de la mayor parte de la historia de Reino Unido, las mujeres han tenido menos oportunidades de participar en la vida política y pública, lo que implica que también era menos probable que sus obras fueran censuradas. Afortunadamente, la emergencia de la mujer como una agitadora política creíble coincidió con una relajación de la censura, dejando la obra de Wollstonecraft (literalmente) en tierra de nadie: demasiado potente como para merecer su publicación, y lo suficientemente subestimada como para evitar la censura.

Una estatua de Charles Darwin en el Museo de Historia Natural de Londres

On the Origin of Species (El origen de las especies), de Charles Darwin, 1859

‘El Index Librorum Prohibitorum parecía incluir prácticamente toda obra interesante antes de su abolición en 1966’, dice Mark. ‘Aun así, las obras de Charles Darwin nunca se añadieron a este índice, pese al enorme impacto que tuvieron en la fe de millones de personas y en la visión contemporánea de la religión en el siglo XIX’.

El motivo de la no inclusión de las obras de Darwin en el Index Librorum Prohibitorum es que la lista se centraba en libros considerados heréticos o inmorales de forma evidente. A pesar de que El origen de las especies sentaría las bases de la biología evolutiva, Darwin no llegó tan lejos como para afirmar que el Dios cristiano no fuera el Creador. En su lugar planteó una versión alternativa de la historia del Génesis; un argumento controvertido en sí, pero no explícitamente herético.

Otra teoría interesante de por qué El origen de las especies no se prohibió la avanzó el Reverendo Hubert Wolf en 2005. Wolf supuso que la Iglesia católica podría haber adoptado una actitud más relajada a la hora de prohibir textos científicos tras la polémica y sonada censura a Galileo. La teoría de Galileo de que la Tierra gira alrededor del sol se demostró finalmente que era correcta. Poco después, el Index dejó de revisar publicaciones científicas, a menos que explícitamente se centraran en cuestiones teológicas.

La Semana de los libros prohibidos fue fundada en 1982 por Judith Krug

Notes of a Native Son, de James Baldwin, 1955

Al igual que la Vindicación de los derechos de la mujer, la trascendental colección de ensayos de James Baldwin, Notes of a Native Son, fue lo suficientemente innovadora que, si la hubiera escrito un hombre blanco, ciertamente se habría prohibido. La colección trataba temas que se consideraron tabú hasta mediados del siglo XX en al sociedad occidental: racismo (tanto en los Estados Unidos como en Europa), estratificación por tono de piel, clasismo, desilusión en la comunidad negra, violencia doméstica y masculinidad tóxica. Todo ello era suficiente para que libros que trataran asuntos similares fueran prohibidos.

Pese a generar revuelo con su publicación, Notes of a Native Son nunca se prohibió. De hecho, el único libro de la explosiva bibliografía de Baldwin que se prohibiría sería Another Country, prohibido por el gobierno australiano (se describió como: ‘continuamente manchado de epítetos y alusiones indecentes, ofensivos y sucios’). Si bien frecuentemente se censuraba a coetáneos de Baldwin (Ralph Ellis, Toni Morrison, Allan Ginsberg, etc.), sorprende ver que Baldwin, una de las voces más influyentes del movimiento por los derechos civiles, se librara de la censura.

Estos tres libros escaparon a la censura y contribuyeron a influir en generaciones de líderes de pensamiento y, se podría decir, en el mundo. Y aunque la censura aún existe, vale la pena recordar con estos libros que la verdad y lo importante siempre encuentran la manera de abrirse camino. Si bien los coetáneos de estos autores los pasaron por alto, la historia nos enseña la lección de que estarse callado no significa guardar silencio.

____________________

Actualmente contamos con una subasta de la semana de los libros prohibidos en Catawiki


Descubre más libros | libros de ciencia y naturaleza | libros de literatura e ilustrados

También te podrían gustar:

Cómo la autopsia de Napoleón alimentó algunas locas teorías conspirativas

El simbolismo de la propaganda italiana de inicios del siglo XX

Dónde, por qué y cómo vender libros online

Crea tu cuenta gratuita de Catawiki

En Catawiki, te sorprenderás cada semana con la impresionante selección de objetos especiales que te ofrecemos. Regístrate hoy y explora nuestras subastas semanales elaboradas por nuestro equipo de expertos profesionales.

Crear una cuenta
Compartir artículo
Close Created with Sketch.
¿Todavía no te has registrado?
Al crear tu cuenta gratuita en Catawiki, podrás pujar por cualquiera de los 50 000 objetos especiales que ofrecemos a subasta cada semana.
¡Regístrate ahora!