Historia

Historia de Mercedes-Benz a través de tres coches

Escrito por Simone | 4 de diciembre de 2019

El motor de combustión interna, los frenos en las cuatro ruedas y el airbag; solo una empresa podría ser la responsable de estas innovaciones. Aquí tienes una breve historia de Mercedes-Benz a través de tres coches realmente innovadores.

Benz Patent-Motorwagen

El Benz Patent-Motorwagen fue la criatura de la superpareja formada por Karl y Bertha Benz, y se le atribuye el haber sido el primer automóvil práctico. 

Karl Benz obtuvo su licenciatura en ingeniería mecánica con apenas 19 años. Con su inteligencia, ya había inventado unas cuantas piezas en empresas anteriores que patentó de forma individual, mientras diseñó lo que eventualmente se convertiría en el estándar de producción para su motor de cuatro tiempos. El sistema de regulación de velocidad, el encendido mediante chispa con batería, la bujía, el carburador, el embrague, el cambio de marcha y el radiador de agua se pueden atribuir todos a él. 

Junto con los propietarios del taller de bicicletas Max Rose y Friedrich Wilhelm Eßlinger, Karl y Bertha fundaron en 1883 la empresa Benz & Companie Rheinische Gasmotoren-Fabrik (también conocida como Benz & Cie.) para la fabricación de máquinas industriales. Financiada por Bertha Benz, la empresa pudo patentar en 1885 el proyecto de ‘carro sin caballos’ de la pasión de Karl.

El Benz Patent-Motorwagen fue el primer automóvil íntegramente diseñado para generar su propia potencia y está ampliamente considerado como el primer coche moderno. La afición de Karl por las bicicletas se deja ver en el diseño del vehículo. Con sus tres ruedas de radios y el motor entre las ruedas traseras, a duras penas se podría reconocer hoy como un coche. 

Igual de ingeniosa que su marido, Bertha pudo resolver algunos de los problemas iniciales de los coches tras llevarse el vehículo para un recorrido de 104 km de Mannheim a Pforzheim para ‘visitar a su madre’. Lo que Benz realmente quería era probar el coche sobre el terreno, y asegurar a su marido que su invento tenía futuro y conseguir la atención de los medios internacionales para obtener resultados empresariales. Tuvo éxito en todos sus objetivos, y por el camino inventó las pastillas de freno. El viaje sería clave tanto para los desarrollos técnicos como para las ventas del invento.


Benz Patent-Motorwagen

Mercedes 35 CV

Ahora que ya hemos abordado los orígenes del nombre ‘Benz’, veamos dónde entra en juego ‘Mercedes’. Emil Jellinek, un exitoso hombre de negocios con ansias de velocidad, encargó su primer coche DMG (Daimler Motoren Gesellschaft) en 1897; el Phoenix Double-Phaeton. Contento con su compra, pero con ganas de ir más rápido, posteriormente encargó más vehículos y empezó a promocionar y vender vehículos DMG entre la élite de la sociedad. 

Jellinek se involucró mucho con DMG, a menudo exasperando los diseñadores de la empresa. Uno de los comentarios que más hizo Jellinek era: ‘Deberían encerrar a tus ingenieros en un psiquiátrico’. Puede sorprender a los lectores actuales saber que muchas de las sugerencias de Jellinek en realidad se tuvieron en cuenta. Eventualmente, Jellinek se puso él mismo al volante y empezó a participar (y ganar) en carreras bajo el pseudónimo del sobrenombre de su hija: Mercedes.

En 1900 Jellinek llegó a un acuerdo con el principal ingeniero de DMG, Wilhelm Maybach: por 550 000 Goldmark Maybach diseñaría un coche deportivo revolucionario para Jellinek, para utilizarlo en las carreras de Niza: el Mercedes 35 CV. El coche superó a todo el mundo por una milla, alcanzando una velocidad récord de 60 km/h y aparecería en periódicos internacionales. 

En 1902 DMG decidió utilizar el nombre Mercedes como marca para toda su producción de automóviles, y un año más tarde, Emil Jellinek cambió su nombre a Jellinek-Mercedes. ‘Es probablemente la primera vez que un padre ha llevado el nombre de su hija’, bromeó Jellinek-Mercedes. En 1926 DMG se fusionó con Benz & Cie., tomando el nombre de Daimler-Benz y adoptando Mercedes-Benz como su marca de automóviles. 

Mercedes 35 CV

Mercedes-Benz 300 SL ‘Alas de gaviota’

Después de aproximadamente 50 años en el negocio, Daimler-Benz se encontró en un momento difícil. Aunque las ventas eran estables, la compañía había cultivado una imagen de fabricar automóviles sólidos pero serios; a duras penas la excelente y elegante marca de lujo por la que se conoce hoy.

Todo cambió después de que Daimler-Benz decidiera volver al mundo de la competición en 1952, tras un paréntesis de doce años que empezara con la II GM. Para competir, la empresa fabricó el Mercedes-Benz W194, que rápidamente pasó a conocerse como el ‘Gullwing’ (Alas de gaviota), por sus puertas que se abrían hacia arriba. El gran éxito del Gullwing en las carreras animó la idea de construir un coche de Grand Prix moderado, hecho a medida para los entusiastas de las carreras: el Mercedes-Benz 300 SL.

Aunque el 300 SL era uno de los coches más caros del mercado, de un día para otro se convirtió en una sensación. Las carreras de aficionados por carretera estaban despegando y los pilotos estadounidenses adinerados y de clase alta estaban ansiosos por probarlo. El Gullwing se convirtió en su elección número uno. Varios propietarios famosos, incluyendo a Ralph Lauren, Pablo Picasso, Sophia Loren y Frank Lloyd Wright, consolidaron la reputación de estilo y elegancia de Mercedes-Benz. 

Modelo David Gandy con Mercedes-Benz 300 SL Gullwing (Alas de gaviota)


El estatus icónico del Mercedes-Benz 300 SL se hizo oficial cuando el coche fue nombrado ‘Coche deportivo del siglo’ por un comité de expertos durante el salón del motor AutoRAI en Ámsterdam en 1997.

____________________

Encuentra tu próximo vehículo en nuestras últimas subastas de coches clásicos o regístrate como vendedor en Catawiki.

Descubre más Mercedes-Benz | coches clásicos 

También te podrían gustar:


Crea tu cuenta gratuita de Catawiki

En Catawiki, te sorprenderás cada semana con la impresionante selección de objetos especiales que te ofrecemos. Regístrate hoy y explora nuestras subastas semanales elaboradas por nuestro equipo de expertos profesionales.

Crear una cuenta
Compartir artículo
Close Created with Sketch.
¿Todavía no te has registrado?
Al crear tu cuenta gratuita en Catawiki, podrás pujar por cualquiera de los 50 000 objetos especiales que ofrecemos a subasta cada semana.
¡Regístrate ahora!