Historia

Grace Coddington: la fuerza creativa detrás de Vogue pasada por alto

Escrito por Tom | 5 de marzo de 2020


En tanto que una de las revistas de moda más reputadas del mundo, Vogue no es ajena al talento innovador. Con uno de los rostros más conocidos de la moda, Anna Wintour, al frente de la Vogue americana, se ha infiltrado en nuestras mentes. Los editoriales de Vogue son especialmente influyentes, y aunque en gran medida se le puede atribuir a Wintour, su directora creativa durante mucho tiempo, Grace Coddington, es también una gran influencia entre bastidores. En una breve retrospectiva examinamos algunos de los trabajos más alabados de Coddington, así como su impacto en la industria de la moda. 


¿Quién es Grace Coddington?

 


Durante 30 años Grace Coddington ha sido la editora más pionera de la industria de la moda. Exmodelo de Vogue (protagonizó varias portadas), luego convertida en estilista propia de la casa y más tarde en directora creativa, Coddington ayudó a fijar las pautas de lo que hoy consideramos editorial de moda: inventivos, glamurosos y siempre con historias.


Muchas de las ideas de Coddington proceden de bocetos que hace de las pasarelas; un enfoque fresco y heterodoxo en una industria muy dependiente de la fotografía. Ha acumulado seguidores devotos en el mundo de la moda también, con fans que incluyen a Helmut Newton y Nicolas Ghesquière, aunque la fama nunca ha sido lo suyo. Pero es su obra la que perdura; página tras página de editoriales etéreos, de rodajes en destinos por todo el mundo y de todas las modas que lo han dominado. 


De rostro a cuerpo completo


Vogue se ha considerado durante mucho tiempo el barómetro de la industria de la moda para saber qué funciona y qué no. Coddington ha contribuido también a definir nuevas formas de presentar la revista, como con su portada de enero de 1974 para la Vogue británica. Durante un tiempo, las portadas se habían limitado a retratos de rostros de modelos femeninas, pero en 1974, Coddington, con la ayuda del influyente director de arte Terry Jones y el fotógrafo David Bailey, cambió las cosas. 


Después de haber diseñado un reportaje fotográfico a lo largo de la glamurosa Costa Azul de Francia con Manolo Blahnik y Anjelica Huston, el equipo de Coddington logró convencer a la entonces editora, Beatrix Miller, de optar por una foto de cuerpo entero de Blahnik y Huston abrazándose junto al mar. El director creativo se opuso, pero se acabó llevando a imprenta de todos modos. Se convertiría en una portada icónica y anunciaría un año de fotografías innovadoras para la revista. 



Crédito Vogue Magazine - enero de 1974.


Fotos tomadas en escenarios reales en la URSS


Coddington es una de las muchas mentes que ayudaron a definir qué es un editorial de moda, y su portada con Jerry Hall lo demostró. En lugar de limitar la portada de la revista a un primer plano brillante y sonriente, Coddington estableció tonos y estados de ánimo, y añadió heterodoxia. Ante todo, Coddington creía mucho en las sesiones fotográficas en escenarios reales, y sería tal vez una fuerza impulsora accidental de la noción glamurizada de la fotografía de moda.


En 1975 Coddington, Hall y el fotógrafo Norman Parkinson viajaron por la antigua Unión Soviética. Vogue fue la primera revista que se permitió en el país y capturaron imágenes de Hall desde leyendo el periódico en la Plaza Roja y hasta preparándose para sumergirse en el lago Sevan. Se dice que las autoridades soviéticas amenazaron con confiscar las imágenes de la cámara, pero Hall escondió sutilmente unos cuantos carretes de película en su bolsa de maquillaje. 



Crédito Vogue Magazine – mayo de 1975


Los dálmatas de Naomi


Naomi Campbell fue la primera modelo de portada de Anna Wintour, lo cual ayudó a catapultarla al estrellato como supermodelo. Pero su trabajo posterior con Coddington posiblemente contribuyó a consolidarlo, sobre todo su clásica sesión fotográfica con temática de dálmatas. Realizada por el célebre fotógrafo alemán Peter Lindbergh para la edición de octubre de 1990 de la revista Vogue italiana: las imágenes captaron a Campell luciendo una gabardina de Isaaz Mizrahi estampada con manchas y mallas con efecto óptico de Vivienne Westwood. Todo ello mientras sujetaba con correa a unos cuantos dálmatas en una instantánea y disfrutaba de la brisa en un coche descapotable. En la actualidad sigue siendo un ejemplo menor pero no menos llamativo en el portfolio de Coddington. 


   Crédito Vogue Magazine – octubre de 1990


Alicia en el País de las Maravillas


Testimonio de su comprensión de lo caprichoso y lo fantástico, las páginas con la ‘Alicia en el País de las Maravillas’ de Coddington fue algo literario y una indulgencia de moda. Para la edición de diciembre de 2003, a Coddington se le ocurrió la idea de utilizar la obra seminal de Lewis Carroll como páginas centrales. No obstante, en lugar de simplemente recrear los personajes con modelos, Wintour sugirió que eligiera a los diseñadores en su lugar. 


Fotografiados con una mirada bastante brumosa: Marc Jacobs era la oruga y los diseñadores neerlandeses Viktor Horsting y Rolf Snoeren se convirtieron en Tweedledee y Tweedledum. Esta obra se erige como una de las más memorables de Coddington y es un ejemplo de cómo combinaba moda y fantasía.


Crédito Vogue Magazine – diciembre de 2003


Presencia en la portada


Si bien  con más edad Coddington prefirió estar detrás de la cámara, una vez tuvo el codiciado honor de ser la modelo de portada de Vogue. En 1962 ocupó la portada de la revista Vogue británica, estrenándose con su ahora distintivo cabello rojo en un elegante y atemporal retrato de una creativa pelirroja que cambiaría la fotografía de moda para siempre. 


Crédito Vogue Magazine – agosto de 1962

____________________

¡Dale paso a algunos de los caprichos de Coddington mediante una serie de artículos de moda y accesorios en nuestras subastas semanales!


Descubre más moda | ropa | zapatos

También te podrían gustar:

Cómo las mujeres están cambiando la industria de las piedras preciosas

Los Óscar: una historia de collares llena de brillo

Tendencias de moda con las que emocionarse en 2020

Crea tu cuenta gratuita de Catawiki

En Catawiki, te sorprenderás cada semana con la impresionante selección de objetos especiales que te ofrecemos. Regístrate hoy y explora nuestras subastas semanales elaboradas por nuestro equipo de expertos profesionales.

Crear una cuenta
Compartir artículo
Close Created with Sketch.
¿Todavía no te has registrado?
Al crear tu cuenta gratuita en Catawiki, podrás pujar por cualquiera de los 50 000 objetos especiales que ofrecemos a subasta cada semana.
¡Regístrate ahora!