Entrevistas

Por qué la egiptología sigue siendo tan popular como siempre

Escrito por Tom | 1 de mayo de 2020


La reciente gira mundial de los tesoros de Tutankamón ha generado interés internacional y ha revivido nuestro interés por la vida de los faraones. ¿Por qué nos siguen fascinando tanto los antiguos egipcios? Le hemos pedido a nuestro experto en arte antiguo y arqueología Peter Reynaers que nos ayude a investigar.


La exposición itinerante de los tesoros de Tutankamón es parte de una recopilación hecha a lo largo de dos años hasta el centenario de su descubrimiento por el arqueólogo Howard Carter en 1922. Peter, ¿por qué el desenterrar la tumba de Tutankamón ha sido un momento tan importante en la historia de la arqueología?

 

Peter:: Una de las muchas razones por las que el descubrimiento de la tumba de Tutankamón ha sido tan importante es que estaba casi intacta, en comparación con otras tumbas, las cuales con frecuencia fueron saqueadas. Howard Carter se aseguró de fotografiar y tomar nota del lugar exacto de cada objeto en la tumba. Creó un inventario completo incluyéndolo todo, desde la máscara de oro hasta las cestas que contenían cereales para sustentar al difunto rey en su vida después de la muerte. Tutankamón fue reconocido durante un tiempo únicamente por algunos objetos menores. Cuando Carter abrió la tumba, revivió la memoria de un faraón perdido de una de las épocas más prósperas de Egipto.


¿Había algo significativo sobre el rey Tut que específicamente suscitara interés?

 

Peter: Tutankamón era hijo del denominado faraón ‘hereje’ Ajenatón y sus sucesores en realidad intentaron borrarlo de la historia. Todas las estatuas de Tutankamón y otras obras de arte de los templos, así como cualquier texto con su nombre que hubiera en las paredes del templo, fueron reutilizados o retirados por sus sucesores para hacer los suyos propios. 


El motivo fue esencialmente el sistema de creencias que reinstauró durante su mandato. Tutankamón revertió todos los cambios en el sistema de creencias del Antiguo Egipto que su padre había hecho y se regresó a los antiguos dioses del imperio, con Amón como el más importantes, y se restableció el clero de Amón en Karnak. Sus sucesores inmediatos querían ser vistos como oriundos de una estirpe de grandes reyes que habían gobernado antes de ese período, ahora denominado ‘Intermezzo amarniense’. 



El descubrimiento de la tumba de Tutankamón ayudó a revivir el interés por la Antigüedad


La egiptología ha vivido un interés sostenido y creciente en los últimos años. ¿Por qué crees que ha sido así?


Peter: Egipto siempre ha hipnotizado. Más allá de su arquitectura, así como sus pirámides y templos, Egipto tiene un interés bíblico, ya que ha estado vinculado a la historia del pueblo de Israel y se menciona en toda la Biblia. También hay un sentido de misticismo en el arte y los ritos de los antiguos egipcios que ha sido objeto de fascinación a lo largo de los siglos, desde la Antigua Grecia hasta la Edad Media. Pero la egiptología realmente despegó en el siglo XIX, después de que un francés llamado Jean-François Champollion fuera a Egipto con un grupo de científicos formado por Napoleón y realizara las primeras y más correctas traducciones de la lengua de los antiguos egipcios.  


Aunque yo diría que el interés por el Antiguo Egipto nunca ha cesado, el descubrimiento de la tumba de Tutankamón y la expectativa de encontrar más tumbas cargadas de tesoros han contribuido a realimentar el interés en la modernidad. Tenemos como ejemplo una excavación en abril de 2020, cuando se encontró en otra tumba un pequeño obelisco de madera muy inusual. Nunca pensamos que veríamos este tipo de objeto en una tumba. Es una prueba de que los antiguos siguen sorprendiéndonos cada día. 


¿Por qué crees que es importante seguir estudiando a los antiguos egipcios y otras culturas antiguas?

 


Peter: Citaré a mi profesor universitario de historia de la Antigua Grecia, Herman Verdin: ‘estudiar culturas antiguas no implica deificar esos pueblos antiguos ni sus escritos, ni su arte, ni sus sentimientos. Lo importante es conocer cómo veían el mundo, cómo afrontaban la existencia y cómo reaccionaban ante la naturaleza o frente las crisis. No para copiarlos a ciegas como si fueran mejores haciendo las cosas, sino para comprender cómo tomaban decisiones y cometían errores y saber cómo no cometer los mismos errores o cómo tomar diferentes decisiones en nuestra época’.


¿Has notado que haya alguna área en particular dentro de la egiptología que se esté popularizando (la propia gente, la arquitectura, los utensilios, etc.)?


Peter: Desde luego. Cuando empecé a estudiar arte antiguo, el interés principal estaba en la cronología y en la manera en que los poderosos daban forma a su mundo. Hoy en día, la vida de la gente corriente, que es el motor de una cultura y que veneraba a los dioses de los templos, es cada vez más importante. 


Hemos descubierto que los trabajadores que construyeron las pirámides y las tumbas, que antes se pensaba que eran esclavos, en realidad recibieron títulos oficiales que los designaban como gentes de las artes y oficios. Las tumbas cerca de antiguos asentamientos de los pueblos lo demostraron y también mostraron que los muertos se enterraban con el máximo respeto. 



La manera en que miramos los datos arqueológicos refleja ahora un cambio de actitud hacia los que eran importantes en ese momento, en concreto, la gente trabajadora.


Por supuesto, el atractivo del oro y la belleza de los rostros con expresión zen que encontramos en el arte del Antiguo Egipto siempre serán inspiradores inicialmente para la gente. Pero se está devolviendo la voz a los trabajadores gracias a la forma en que ahora observamos los datos arqueológicos.


Por último, ¿qué te gusta de la egiptología?

 


Peter: ¡El misterio! Por mucho que aprendas sobre esta cultura antigua, siempre te asalta su misterio. Tomemos por ejemplo los ushebti de un hombre llamado Pakharu. Los ushebti llevan circulando por museos y galerías de todo el mundo desde que se descubrieran en 1891 en una tumba en la que la mayoría de los miembros importantes del clero de Amán [el dios más importante del Antiguo Egipto] en Tebas se habían reunido en la Antigüedad. 


Estas estatuillas diminutas son uno de los artículos favoritos de los coleccionistas, aunque su historia es menos conocida


Las estatuillas de Pakharu son pequeñas, pero están hechas de una brillante mayólica, otro invento de los antiguos y precursora del vidrio. Pakharu era hijo de un sumo sacerdote de Karnak, y también se convertiría posteriormente en un importante sacerdote y sería responsable de lo que se llamó 'las puertas del cielo', el patio del templo de Karnak. Se dice que si se sostiene un ushebti, se puede imaginar que se está justo allí acompañándolo, en su templo dorado y azul, rindiendo respetos al dios Amón, con el mundo de la Antigüedad vivo y próspero. Siempre hay una historia; eso es lo que me encanta.  


____________________

Encuentra tu propio artefacto dorado en nuestra subasta de tesoros del Antiguo Egipto, o bien regístrate como vendedor si tienes un tesoro propio.


Descubre más arqueología e historia naturalhallazgos y restos arqueológicos


También te podrían gustar:


Historias apasionantes: la rareza y encanto del arte oceánico de Ulrich Kortmann

El escapismo politizado de Jad El Khoury

Historia de las esmeraldas a través de tres mujeres icónicas.


Crea tu cuenta gratuita de Catawiki

En Catawiki, te sorprenderás cada semana con la impresionante selección de objetos especiales que te ofrecemos. Regístrate hoy y explora nuestras subastas semanales elaboradas por nuestro equipo de expertos profesionales.

Crear una cuenta
Compartir artículo
Close Created with Sketch.
¿Todavía no te has registrado?
Al crear tu cuenta gratuita en Catawiki, podrás pujar por cualquiera de los 50 000 objetos especiales que ofrecemos a subasta cada semana.
¡Regístrate ahora!