Historia

Los Mini Cooper personalizables que todo el mundo quería

Escrito por Tom | 28 de mayo de 2020


El Mini Cooper ha sido durante décadas un icono británico y algunos modelos en particular han contribuido a que sea uno de los coches más deseables y lujosos de Gran Bretaña. Entre el Mini de Ville de Harold Radford y el Mini Wood & Pickett, estos coches se personalizaron con características de lujo que llevaron al Mini convencional a unos niveles nuevos y lujosos. Le hemos pedido a nuestro experto en coches clásicos Luca Gazzaretti que nos cuente más sobre ellos y sobre su impacto. 


Ya seas un entusiasta de los coches o no, la mayoría de gente ha oído hablar del Mini Cooper. Ha sido un vehículo estiloso, idóneo para una huida o para carreras. Es un coche objeto de reinvenciones, pero siempre es claramente un Mini, dice Luca. ‘No hay nada comparable a un Mini. Nacido en 1959, gracias al ‘estro’ anglogriego de Sir Alec Issigonis, el Mini ha sido uno de los coches más exitosos de todos los tiempos. Incluso ganó el rali de Montecarlo en 1964, ¡algo que a menudo se olvida!’. Los Minis personalizables fabricados por Radford y posteriormente por Wood & Pickett fueron diseños seminales que proporcionaron algo nuevo que a su vez era un reflejo de la época. 


Londres marchoso


Para comprender la relevancia de estos Minis, Luca dice que es importante mirar el contexto cultural de la época. ‘Tenemos que volver a los años 60 y reconocer lo que entonces era el espíritu del Swinging London (Londres marchoso)’, explica. ‘Los rockeros y los mods eran las subculturas predominantes y en parte se podían reconocer por los vehículos que elegían para conducir. Los rockeros optaron por las ruidosas motos BSA, mientras que los mods se decantaron por las románticas y sencillas Vespas y Lambrettas. Más allá de esto, fue la época en la que Mary Quant inventó la minifalda. Los Beatles y los Rolling Stones eran las bandas del momento y uno de los coches más distintivos jamás fabricados, 'The Mini', estaba aparcado en casi todas partes del Reino Unido. Era muy pequeñito y especial’.


Piccadilly Circus reflejaba en los años 60 el estallido de la industria del entretenimiento que Londres estaba experimentando. 


Pero, si bien ciertos vehículos eran reclamados por varios grupos, los ricos y las celebridades pedían algo nuevo. ‘Los carroceros de Londres venían de los años 1950, cuando “la gente pija y adinerada” quería algo más distintivo que un Rolls-Royce o un Bentley “normales” a la hora de comprar un coche de lujo’, explica Luca. ‘Harold Radford era uno de esos famosos fabricantes de carrocerías londinenses. Afortunadamente, conoció a Peter Sellers, que estaba en medio de la fase de preproducción de la serie de “La Pantera Rosa” y era propietario de varios coches, incluyendo un Mini. Sellers le pidió a Radford que personalizara un Austin Mini Cooper S con volante a la izquierda para la primera película de la serie. Y así nació el Mini de Ville’.


Con un extra de lujo


El impacto de este coche fue trascendental entre la élite londinense: todos querían uno. ‘¡Sellers incluso pidió que fabricaran un segundo coche, idéntico al de la película para su entonces esposa Britt Ekland!’, exclama Luca. Pero, ¿qué fue lo que hizo que este modelo fuera tan atractivo? Por fuera no eran drásticamente diferentes, pero su interior era algo completamente diferente. No eran simples Minis convencionales; eran extravagancia sobre ruedas. Los compradores podrían encontrarse con salpicaderos de nogal, asientos de piel y moquetas de pelo largo, por mencionar algunas cosas. 


Ambos Minis personalizables se ofrecían con toda una serie de elegantes accesorios, incluyendo salpicaderos de nogal y asientos de piel


Desde 1963 hasta finales de los años 60, la mayoría de las principales celebridades británicas tenía un Mini de Ville. ‘Este Mini modificado en realidad solo ha tenido éxito entre gente VIP’, dice Luca. ‘El listado incluye a estrellas de cine como Peter Sellers y Steve McQueen, músicos famosos como John Lennon, Paul McCartney y George Harrison (que tuvieron uno pintado con los colores psicodélicos del Magical Mystery Tour de los Beatles), e iconos de la moda como Twiggy y Mary Quant. Estos Minis eran increíblemente caros y muy diferentes de los Minis que se podían encontrar por la ciudad, por lo que, por supuesto, eran atractivos para mucha gente. El dogma era: lujo, lujo y lujo’.


Mini de Ville frente a Mini W&P


El Mini de Ville puede que haya embelesado en los años 60, pero los Minis de Radford comenzaron a poner precios prohibitivos incluso para los más ricos. La empresa carrocera Wood & Pickett vio la oportunidad de presentarse con su propia creación. ‘El Radford Mini de Ville fue el primero de su clase y tal vez fuera aún más lujoso que los modelos actuales, pero el Mini Wood & Pickett también era un coche de alto nivel’, explica Luca. ‘Hubo mucha competencia entre las dos empresas, aún más enfrentadas porque el exdirector de Radford Eddie Collins dirigió la empresa The Wood and Pickett’. W&P sabía comercializar sus propios coches e incluso posicionó estratégicamente su negocio en Abbey Road, cerca de los estudios. Hicieron bien, pues Ringo Starr de los Beatles encargó Mini W&P, modificado para poder llevar en él su batería. 



Los faros delanteros dobles eran otra característica distintiva en algunos Minis W&P


Para los automovilistas de la época, estos Minis modificados hacían soñar. ‘Básicamente cada Mini W&P (como los de Radford) era único’, dice Luca. ‘Los clientes de la época querían un coche hiperpersonalizado y la lista de accesorios posibles era básicamente infinita’. Cristales tintados y elevalunas eléctricos, techo corredero, rebordes de piel y, para las celebridades tímidas, unas pequeñas ventanas de ópera eran una posibilidad. En las décadas siguientes W&P ha seguido fabricando Minis y aún hace Minis personalizados a partir de vehículos para piezas. Antiguos trabajadores de W&P han resucitado la empresa Radford y los Minis están regresando. Y aunque los brillantes días de gloria de los Minis de los 60 jamás volverán, estos coches han demostrado que nunca es demasiado tarde para reinventar un clásico. 

____________________

Mantente al corriente de los últimos coches clásicos británicos con nuestras subastas habituales, o bien regístrate como vendedor en Catawiki.


Descubre más coches clásicos | barn finds


También te podrían gustar:


Por qué los coches clásicos eléctricos están dividiendo a los entusiastas de los coches

Historia de Pininfarina a través tres coches

Por qué el diseño de los cascos de Fórmula 1 es tan importante para los pilotos

Crea tu cuenta gratuita de Catawiki

En Catawiki, te sorprenderás cada semana con la impresionante selección de objetos especiales que te ofrecemos. Regístrate hoy y explora nuestras subastas semanales elaboradas por nuestro equipo de expertos profesionales.

Crear una cuenta
Compartir artículo
Close Created with Sketch.
¿Todavía no te has registrado?
Al crear tu cuenta gratuita en Catawiki, podrás pujar por cualquiera de los 50 000 objetos especiales que ofrecemos a subasta cada semana.
¡Regístrate ahora!