Historia

Cómo Rachel Ruysch se convirtió en la reina de las naturalezas muertas florales

Escrito por Simone | 26 de junio de 2020

Su nombre puede que no te suene, pero sus cuidadas pinturas de bodegones florales son reconocibles de inmediato. Como una de las pintoras de bodegones más exitosas de todos los tiempos, tanto durante su vida como en las tendencias de interiores de los últimos años, a la artista clásica Rachel Ruysch puede que se la recuerde tanto como a otros maestros neerlandeses, pero es la reina indiscutible de las pinturas de naturalezas muertas florales. 

Entorno creativo

Como hija de un profesor de anatomía y botánica, Ruysch estuvo rodeada de naturaleza desde una corta edad. La vasta colección de esqueletos de animales, de minerales y de botánica de su padre le brindó amplias oportunidades para practicar el dibujo. A los catorce años sus habilidades y entusiasmo convencieron a sus padres para que la dejaran ir de aprendiz con un pintor consolidado, algo que era bastante infrecuente, pero no completamente inaudito, para las niñas neerlandesas en el siglo XVII. 

Rachel Ruysch - Naturaleza muerta con flores

Siguiendo los pasos de Otto Marseus van Schriek, Ruysch empezó con la pintura desottobosco; un género artístico en el que se representaban insectos, setas, reptiles y otras criaturas de la naturaleza que hasta entonces se veían como inferiores para el arte, pero que se reconsideraron después de la introducción del microscopio. Su estilo, sin embargo, rápidamente se convirtió en algo más personal. Mediante el uso de modelos de la colección de su padre, empezó a organizar flores de tal modo, en ramos de colores, que de otra manera serían imposibles de encontrar en la naturaleza debido a la estacionalidad y el clima. Aunque sus composiciones puede que sean irreales –las flores no se podrían sostener muy bien en arreglos florales como los suyos–, la amplia atención puesta en los colores y su delicada pincelada, con cada pétalo pintado con un nivel de detalle extremo, hizo que cada pintura resultara increíblemente realista. 

Florecimiento económico

Históricamente las mujeres han tenido que enfrentarse a una serie de obstáculos para labrarse una carrera en cualquier ámbito. No obstante, Rachel Ruysch no solamente consiguió tener éxito, sino que lo hizo a escala internacional. En vida, sus pinturas a menudo se vendían a precios de hasta 1200 florines, lo cual es aún más loable si se compara con uno de los maestros neerlandeses como Rembrandt van Rijn –que falleció alrededor de la época en que Ruysch nació–, que rara vez vendía nada por más de 500 florines. Y aunque la gente esperaba que dejara de pintar cuando tuvo su primer hijo, como había hecho su igualmente talentosa hermana, siguió pintando hasta el final de su vida a los 86 años.

Juriaen Pool (II) - Autorretrato de Juriaen Pool II, su esposa Rachel Ruysch y su hijo Jan Willem Pool

Además de su evidente talento, su popularidad se puede atribuir al amor de los neerlandeses por las flores y la jardinería. Las pinturas que resaltaban la belleza de la naturaleza eran apreciadas, y durante la Edad de Oro neerlandesa, el interés por la ciencia estaba en su apogeo y las flores eran (y siguen siendo) uno de los principales productos que el país exporta. No es casualidad que aproximadamente 30 años antes del nacimiento de Ruysch, la fiebre de los tulipanes en los Países Bajos condujera al primer caso del fenómeno socioeconómico que ahora conocemos como burbuja económica especulativa. No obstante, a diferencia de esta burbuja, en las pinturas de Ruysch las flores nunca se marchitaron.

Icono de interiores no reconocido

A pesar de que Ruysch gozó de una gran aclamación durante su vida, siendo una de las pintoras mejor documentadas de la Edad de Oro neerlandesa y estando considerada por historiadores del arte como una de las artistas de bodegones más talentosas de todos los tiempos, aún no es un referente habitual en el mundo moderno. Puede que el interés por las pinturas florales y los bodegones simplemente disminuyera poco después de su muerte, o tal vez la gente temiera que fuera un modelo a seguir para las mujeres que buscaran hacer carrera en el arte, y se aseguraron de no mencionarla en demasiados libros de historia.

Rachel Ruysch - Flores en un jarrón sobre una losa de piedra

En los últimos años su arte ha regresado, aunque no en un sentido tradicional. Si vas a tu tienda de decoración para el hogar más cercana, lo más probable es que encuentres papel pintado con el característico fondo oscuro de Ruysch lleno de peonías luminosas y coloridas, tulipanes y otras bellezas naturales. Como su obra pertenece al dominio público, las empresas de diseño pueden tomar fácilmente sus obras y emplearlas sin tener que pagar ninguna licencia y sin mencionar su nombre, algo que es más aún un motivo para recordarla.

____________________

¿Te interesa el arte? Explora nuestras últimas subastas aquí o bien regístrate como vendedor en Catawiki.


Descubre más arte clásico | arte moderno y contemporáneo

También te podrían gustar:


Crea tu cuenta gratuita de Catawiki

En Catawiki, te sorprenderás cada semana con la impresionante selección de objetos especiales que te ofrecemos. Regístrate hoy y explora nuestras subastas semanales elaboradas por nuestro equipo de expertos profesionales.

Crear una cuenta
Compartir artículo
Close Created with Sketch.
¿Todavía no te has registrado?
Al crear tu cuenta gratuita en Catawiki, podrás pujar por cualquiera de los 50 000 objetos especiales que ofrecemos a subasta cada semana.
¡Regístrate ahora!