Historia

Cuando Alfa Romeo fabricó un platillo volante

Escrito por Tom | 3 de septiembre de 2020


El éxito de Alfa Romeo siempre ha estado en los circuitos. Como uno de los fabricantes de coches pioneros de Italia, han creado la plataforma de algunos de los más célebres coches y nombres en el mundo del motor, en particular la leyenda de las carreras Enzo Ferrari. Pero este fabricante de coches tiene un lado más experimental, el que daría origen al codiciado coche Disco Volante, que lo situaría en el centro de la innovación y la intriga. 


A finales de los años 1940 y en los 1950 se acuñó el término 'platillo volante' después de un avistamiento ahora infame que contribuyó a desencadenar una fascinación mundial por los objetos voladores no identificados (ovnis). La intriga llegó a todas las partes de la sociedad, incluida la industria automovilística. Inspirándose en la supuesta estética de los ovnis, la marca automovilística Alfa Romeo diseñó el Disco Volante, un coche en línea con el espíritu de la época y muy celebrado que aún atrae a los entusiastas de los coches clásicos hacia su órbita. 


La era de los ovnis


El contexto histórico es un elemento importante en el ADN del coche. El 24 de junio de 1947 Kenneth Arnold, un piloto de Idaho, se dirigía a Yakima, Washington, cuando hizo un breve desvío tras escuchar que había una recompensa de 5000 dólares por encontrar restos de aviones en la zona. No obstante, sus ojos no se dirigieron a la tierra. Arnold relata que vio un destello de luz en el cielo con un matiz azulado. Asumió que era de otro avión, pero todo lo que pudo ver fue un DC-4 volando en la distancia sin parpadear. Y luego hubo otro destello, esta vez multiplicado por nueve. Describió haber visto una serie de objetos no identificados, como unos discos volando en una formación escalonada, juntándose y alejándose entre sí. 




El titular en el Chicago Sun fue uno de los muchos que aparecieron sobre supuestos avistamientos de ovnis


Aunque su historia nunca se ha comprobado ni desmentido, le dejó a él y al público con una sensación inquietante. El supuesto avistamiento de Arnold está considerado como el ejemplo que da forma a los avistamientos de ovnis y dio a los medios una narrativa marginal a la que aferrarse. Los periódicos de toda América del Norte y del mundo fueron los principales defensores de los 'platillos volantes', que a partir de 1947, parecían asediar los ojos de los ciudadanos. Hubo un aumento de avistamientos y el término platillo volante se convirtió en un pilar en la jerga cotidiana.


Desciende el Disco Volante


Sin perder el ritmo ni perder nada de vista, Alfa Romeo capitalizó la fascinación del público por los ovnis, diseñando su propio 'platillo volante' y algo que aún se ve en las carreteras. En 1952, en colaboración con el carrocero milanés Carrozzeria Touring, el director de desarrollo de Alfa, Orazio Satta Puliga, y el diseñador Carlo Chiti, fueron los encargados de crear un prototipo de un nuevo tipo de coche de carreras. Partiendo del Alfa Romeo 1900 como base, este coche estaba destinado a ser una lección en la utilización de chasis y motores experimentales. 



El Disco Volante, inspirado en platillos volantes, estaba fabricado con una forma suave y curvilínea

Con una forma casi ovalada, de gota, el coche se ajusta a la estética fluida y redondeada de los platillos volantes con los que se asociaban. No obstante, a diferencia de su equivalente extraterrestre, el C52 Disco Volante ('platillo volante' en italiano) era difícil de pasar por alto. Fabricado con una reluciente carrocería metálica, los faros delanteros y traseros se acentuaron con unos montículos de metal que le daban un aspecto casi de insecto. Por otra parte, las puertas cóncavas, poco prácticas hacían que el coche (como los ovnis) pareciera no tener accesos. 


Se hicieron cinco prototipos en total, cada uno con un planteamiento ligeramente diferente. Tres de los coches tenían un motor de 2 litros y cuatro cilindros, mientras que los dos coches que se fabricaron más tarde iban equipados con un motor de seis cilindros y 3,5 litros. Uno de los tres coches originales incluso se convirtió en coupé, con un techo curvo y puertas compactas, mientras que otro se hizo más estrecho en los laterales, el denominado Alfa Romeo C52 fianchi stretti ('caderas estrechas' en italiano).


Los cinco prototipos presentaban ligeras variaciones, pero su brillante color seguía siendo el mismo

Cada uno de estos coches destacaba por su diseño, aunque tampoco había que pasarlos por alto en el circuito. Su diseño aerodinámico implicaba que eran ligeros, gracias a la 'estructura espacial' (un tipo de método arquitectónico que se aplica para soportar una estructura sin emplear mucho soporte interior) del modelo. El prototipo de 3,5 litros podía alcanzar velocidades de hasta 240 km/h, con motores más pequeños alcanzando velocidades de 220 km/h. 


Renacimiento en el siglo XXI


Hoy en día estos prototipos perduran en el Museo Alfa Romeo, aunque se sabe que se dejan ver en carreras de coches clásicos. Pero su diseño ha inspirado a una generación de coches. El Alfa Romeo 6C 3000 CM rendía homenaje al Disco Volante en diseño, mientras que la emblemática firma de diseño de automóviles Pinin Farina, empleó el Volante como inspiración para su serie Superflow. Y en 2013 se creó una réplica del siglo XXI del Disco Volante: el Alfa Romeo Disco de Volante Touring, un homenaje al clásico de la era espacial, con una mejora en la velocidad que supuso que su velocidad máxima fuera ahora de 291 km/h.



Puedes ver el Disco Volante en el Museo Alfa Romeo, a las afueras de Milán, Italia

El Disco Volante constituye un sello distintivo en el diseño innovador de coches clásicos y es uno de los favoritos entre los entusiastas. Y, al igual que el objeto que le da nombre, sigue estando un poco lejos de nuestro alcance; un tipo de coche del que únicamente podemos captar un destello. 

____________________

Echa un vistazo a nuestras últimas subastas de coches clásicos o bien regístrate como vendedor en Catawiki.


Descubre más coches clásicos | coches clásicos modernos 


También te podrían gustar:


Por qué los coches clásicos eléctricos están dividiendo a los entusiastas de los coches


Historia de Pininfarina a través tres coches


Cómo Ferrari y su Cavallino rampante corrieron hasta dominar el mundo

Crea tu cuenta gratuita de Catawiki

En Catawiki, te sorprenderás cada semana con la impresionante selección de objetos especiales que te ofrecemos. Regístrate hoy y explora nuestras subastas semanales elaboradas por nuestro equipo de expertos profesionales.

Crear una cuenta
Compartir artículo
Close Created with Sketch.
¿Todavía no te has registrado?
Al crear tu cuenta gratuita en Catawiki, podrás pujar por cualquiera de los 50 000 objetos especiales que ofrecemos a subasta cada semana.
¡Regístrate ahora!