Historia

Recordando la forma de arte perdida de los carteles de circo

Escrito por Tom | 7 de octubre de 2020


La palabra circo nos trae a la mente una serie de expresiones artísticas, pero el cartel no es una de las más inmediatas. No obstante, los carteles de circo han sido extraordinarios por su arte y son uno de los primeros ejemplos de marketing verdaderamente memorable. Para ayudarnos a descubrir esta forma de arte pasada por alto, le hemos pedido su opinión al fotógrafo y coleccionista de carteles de circo Piet-Hein Out.


El 31 de enero de 1967 John Lennon entró en una tienda de antigüedades y compró un cartel que anunciaba un circo del siglo XIX, The Pablo Fanque Circus Royal. Fascinado con la construcción y el contenido del cartel, Lennon se inspiró para escribir una canción, más tarde conocida como 'Being for the Benefit of Mr. Kite!', para el álbum Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band de los Beatles, alabado por la crítica. Si bien gran parte de los elogios de la canción se pueden atribuir a su sonido y producción, la letra, que describe una serie de artistas de circo importantes en su día, ayudaba a transmitir los efectos que a menudo tenían los carteles de circo en los espectadores. 


'Los carteles de circo son únicos por lo que representan: el fenómeno cultural que es el circo', explica Piet-Hein. '¿En qué otro lugar aparte del circo se pueden presenciar increíbles hazañas atléticas y acrobáticas humanas, realizadas varias veces en un solo día? ¿O en qué sitio se pueden experimentar interacciones de cerca entre animales y humanos? El circo es un lugar para admirarse y sorprenderse, y los carteles que lo acompañan no son tan diferentes de ellos'.


Inicios del circo

 

Los historiadores han debatido los orígenes del circo durante años, pero el consenso general es que el circo moderno empezó en el Reino Unido en 1768, con el jinete Philip Astley. Astley, un entusiasta amante de los caballos desde muy corta edad, estableció la forma más temprana de circo cuando creó un espectáculo sobre de trucos a caballo. Poco a poco introdujo acrobacias y payasos junto a su espectáculo propio. Fue el primero en hacer algo así, e inauguró la 'pista' circular que los circos aún hoy utilizan. 



Los circos eran una puerta de entrada a la fantasía en unos tiempos en los que los viajes era limitados

A medida que los circos ganaban popularidad y empezaban a hacer giras, también crecía la necesidad de promocionarse. En los siglos XVIII y XIX los circos eran verdaderamente el reino de lo lejano y fantasioso. En una época en la que las personas solían vivir y morir en el mismo lugar donde habían nacido, la llegada de estos universos móviles ofreció una oportunidad para que las comunidades locales experimentaran algo extraordinario. No obstante, dado que los circos únicamente solían aterrizar en una ciudad por uno o dos días, hacía falta una sensación de anticipación. Los organizadores de circo lo sabían, por lo que se dejaba al humilde cartel el comunicar la promesa de asombro que la gente podría experimentar, así como la urgencia y la brevedad del tiempo que se quedaba el circo. 


Plasmando el carnaval


Capturar verdaderamente la vorágine del circo no es una tarea fácil, por lo que los carteles de circo presentan variedad de estilos, dice Piet-Hein. 'Naturalmente hay representaciones de acróbatas, payasos, animales, pero no necesariamente todo junto en un mismo cartel. A veces se empleaban varias imágenes de carteles diferentes al mismo tiempo para mostrar las diferentes partes de un circo; un truco que los vendedores modernos probablemente rechazarían por una falta de reconocimiento de marca'. 


Los directores de circo utilizaron algunas de las primeras tácticas innovadoras de marketing, aunque empleando métodos a veces cuestionables, como la publicidad de saturación. Los clientes potenciales recibían carteles en su buzón y probablemente los veían en cualquier valla publicitara que se encontraran. Pero la urgencia era necesaria para un evento que únicamente sucedía cerca un día al año. Además, un poco de exageración no era ajena a los circos. Titulares como 'The Greatest Show on Earth' (el mayor espectáculo del mundo), escritos en negrita y con letra colorida, fueron todos métodos empleados para emocionar a los clientes potenciales. También fueron ejemplos iniciales de técnicas de impresión estilizadas, con el uso de la litografía, que daría a los carteles de circo su aspecto vívido y colorido. 



Los carteles de circo no le tenían miedo a un poco de pompa y grandilocuencia, y recurrían habitualmente a la hipérbole para atraer visitantes

Si bien los carteles de circo son conocidos por su color, imágenes de animales y su ambiente carnavalesco, no únicamente se han coleccionado por su atractivo estético. 'Los carteles de circo son excepcionales porque durante mucho tiempo han reflejado la sociedad y sus puntos de vista', cuenta Piet-Hein. 'Uno de los puntos centrales de mi colección son los carteles originales de circo soviéticos. Si los tomara y los pusiera al lado de los carteles de circo americanos de los años 50 y 60, se podría ver un mundo de diferencias en cuanto a estilo, motivos y temas'.


'Personalmente, veo los carteles de circo soviéticos más como obras de arte y más modernos que los carteles del Circo Americano. Acróbatas colgando de cohetes voladores que representan el sueño soviético de la dominación espacial; muy lejos del estilo más tradicional del Circo Americano. Todo esto demuestra lo mucho que la sociedad ha influido y sigue influyendo en los circos y en el diseño de carteles de circo'.


Efecto remedio


Más allá de ser unos simples candidatos artísticos dignos, los carteles de circo también ayudan a corregir los nombres inapropiados dados y los estereotipos sobre el circo. 'Creo que el circo se ha visto a menudo agraviado por autores de libros y por Hollywood', dice Piet Hein. 'La coulrofobia (miedo a los payasos) despegó debido a payasos terroríficos como It de Stephen King. El circo se retrató de una forma tan dramática y estereotipada que ya no representaba al mundo del circo. Incluso el uso de la palabra circo para una situación de caos es en sí mismo discriminatorio. El funcionamiento y la logística del Ringling Bros Barnum and Bailey Circus fueron tan impresionantes que el Ejército de los Estados Unidos estudió sus métodos para mejorar los suyos'. 



Los payasos se han ganado equivocadamente una reputación de aterradores, lejos de los comediantes como los que eran retratados en los carteles

Los carteles de circo combaten esto mediante la integridad artística. 'Algunos de los mejores diseñadores de carteles del mundo también diseñaron carteles de circo', dice Piet-Hein. 'Bell Geddes en los EUA creó una serie de carteles para el circo Ringling Bros Barnum and Bailey, mientras que algunos de los mejores diseñadores de carteles polacos crearon carteles para el Circo Estatal Polaco. Considero los carteles de circo no únicamente como algo que se emplea para anunciar que un circo llega a la ciudad. Los veo como una especie de homenaje a los grandes artistas y al circo en su conjunto. Me gusta pensar que al conservarlos estoy honrando a los artistas y a los circos del pasado y mantengo viva su memoria'.


 ____________________

Explora nuestros carteles de circo en nuestras subastas aquí o bien regístrate como vendedor en Catawiki.


Descubre más carteles | arte moderno y contemporáneo 


También te podrían gustar:


Carteles del mundo perdido de los grandes transatlánticos

La chica de las 1000 caras: la historia de Fornasetti


Una introducción al arte de la caligrafía china



Crea tu cuenta gratuita de Catawiki

En Catawiki, te sorprenderás cada semana con la impresionante selección de objetos especiales que te ofrecemos. Regístrate hoy y explora nuestras subastas semanales elaboradas por nuestro equipo de expertos profesionales.

Crear una cuenta
Compartir artículo
Close Created with Sketch.
¿Todavía no te has registrado?
Al crear tu cuenta gratuita en Catawiki, podrás pujar por cualquiera de los 50 000 objetos especiales que ofrecemos a subasta cada semana.
¡Regístrate ahora!