Historia

Ann Lowe: la primera diseñadora americana negra de alta costura

Escrito por Jenna | 6 de noviembre de 2020


Jacqueline Bouvier llevaba un exquisito vestido blanco el día de su boda con el entonces senador John F. Kennedy en 1953. Un vestido que se convirtió en uno de los vestidos de novia más icónicos de todos los tiempos. Fue un día memorable en la historia de la moda. No obstante, el nombre de la diseñadora, una mujer afroamericana, jamás se reveló. Décadas más tarde es una célebre figura de la costura. Presentamos a Ann Lowe, la primera diseñadora afroamericana de moda de alta costura


Nacida en el negocio


Ann Lowe nació en Clayton, Alabama, en el seno de ‘un linaje de costureras’. Su madre y su abuela dirigían un próspero negocio de confección que atendía a las élites adineradas de Montgomery. Cuando era niña, se sintió cautivada por el arte del diseño de moda y empleaba retales para hacer flores de tela. Lo que empezó como una diversión infantil, rápidamente se convirtió en una profesión cuando, a los 16 años, la madre de Lowe falleció repentina e inesperadamente. Le dejó cuatro vestidos de baile destinados a la primera dama de Alabama inacabados –un encargo que Lowe terminaría.


La reputación de Lowe como excelente costurera se extendió rápidamente, y finalmente la llevó a Nueva York, donde se matriculó en la S.T. Taylor Design School. Como mujer negra, se vio obligada a estar separada de sus compañeros de clase blancos. No obstante, destacó como estudiante, se graduó pronto y abrió su propia tienda en Harlem. 


Ann Lowe procedía de una familia de costureras y llevó el legado familiar al siguiente nivel.


El secreto mejor guardado de la Gran Manzana


Lowe no tardó mucho en avanzar entre miembros de la alta sociedad neoyorkina –los Rockefeller, los Roosevelt y los du Pont estaban entre sus clientes habituales. Conocida por su trabajo artesanal, los americanos de clase alta buscaban sus vestidos para debutante con su firma, a menudo intricados con motivos florales. 


La conservadora del Museo del FIT, Elizabeth Way, describe la técnica de Lowe como de calidad de alta costura, que incluía ‘tul y lona juntos para mantener los dobladillos, costuras con encaje, capas exteriores de organza cosida a mano y peso para conseguir una caída correcta. ‘Los clientes recurrentes estaban tan impresionados con su trabajo, que a menudo le encargaban diseñar para otras ocasiones formales, como bodas. Lowe estaba orgullosa de su reconocimiento entre la élite, admitiendo que incluso ella misma era 'una esnob terrible'. ‘Me encanta mi ropa’, dijo en una entrevista para la revista Ebony, ‘y soy exigente sobre quién la utiliza. No me interesa coser para la café society ni para arribistas’.


Talento oculto


Entre las muchas familias ilustres para las que Lowe trabajó estaban los Bouvier. Janet Lee Bouvier encargó a Lowe que diseñara un vestido de novia para su hija Jacqueline y su fiesta nupcial. Algunas historias sugieren que Lowe no fue la elección de Jackie para el diseño de su vestido de novia. De hecho, Jackie, de 24 años, se inspiró en un reciente viaje a París y se aficionó a la estética francesa más sencilla. Aunque se tratara de su boda, no fue su decisión. En cambio, la decisión se debió al padre del novio, Joseph Kennedy. Exigió el control sobre cada parte de la planificación de la boda, incluyendo el diseño del vestido. Su palabra era la definitiva, y el resto es ya parte de la historia.


Lowe y su equipo trabajaron incansablemente durante dos meses para confeccionar el vestido que se convertiría en una obra maestra. Entonces ocurrió el desastre: 10 días antes del gran día, una tubería estalló en el taller de Lowe, estropeando 10 de los 15 vestidos, incluyendo el de la novia. Ella y su equipo trabajaron frenéticamente para recrear lo que se había perdido, y aunque lograron hacer un nuevo vestido, el daño estaba hecho: Lowe perdió 2200 $, el equivalente a unos 21 000 $ actuales.



Ann Lowe diseñó el vestido de Jackie Kennedy, pero a menudo no se le menciona como la diseñadora. Wikimedia Commons.

Tras la entrega de los vestidos, Lowe recibió instrucciones para entrar en el lugar por una entrada para el servicio en la parte posterior. Según el Smithsonian, se negó a hacerlo diciendo que 'o los vestidos iban con ella por la puerta principal o se volvían con ella a Nueva York'. 


Considerada como el ‘acontecimiento social de la temporada’, la boda, al igual que el vestido, fue de cuento de hadas, salvo por la reacción de Jackie, cuyo desdén por su vestido estaba claro. Cuando se le preguntó quién era el diseñador, comentó: 'Quería ir a Francia, pero lo hizo una modista de color'. Lowe se sintió destrozada.


Reconocimiento con retraso


Lowe era una excelente diseñadora y modista, pero a menudo su clientela se aprovechaba de ella. Le pagaban menos que a los diseñadores blancos por su trabajo, y nunca fue reconocida por el vestido que diseñó para la primera dama, una hazaña que habría lanzado a cualquier otro diseñador al éxito profesional.


Hoy en día, Lowe finalmente está siendo reconocida como ‘una modista americana pionera‘. Sus creaciones se han conservado y se pueden encontrar en colecciones de museos de renombre, incluyendo el Museo Nacional Smithsonian de Historia y Cultura Afroamericana, el Museo Metropolitano de Arte, el Museo de la Ciudad de Nueva York, y el Museo del FIT. 



Lowe superó el racismo para alcanzar nuevas cimas en su profesión. Evening Post, 1962.

Aunque Lowe era un titán de la moda, su negocio finalmente decayó y se vio obligada a declararse en quiebra. Pero algo inusual sucedió después. Luchaba para llegar a fin de mes, cuando un benefactor anónimo pagó la mitad de su deuda. Se rumorea que no fue otra que Jacqueline Kennedy Onassis.


Ann Lowe fue una mujer que perseveró ante la gran adversidad, y como dice Julia Faye Smith, autora de la biografía de Lowe, ‘demostró que una diseñadora de su raza, de cualquier raza, podía convertirse en una importante diseñadora. Sabía lo que era capaz de hacer y trabajó a lo largo de su vida para conseguirlo’.

____________________

Si eres un amante de lo vintage o eres una persona erudita de la costura, no te pierdas nuestras subastas de moda con prendas desde contemporáneas a vintage, o bien  regístrate como vendedor.

Descubre más moda | ropa


También te podrían gustar:

La inusual fascinación de la alta costura por los objetos cotidianos

El fetiche favorito de la moda: la evolución de la piel

Cómo Vionnet revolucionó la industria de la moda

Crea tu cuenta gratuita de Catawiki

En Catawiki, te sorprenderás cada semana con la impresionante selección de objetos especiales que te ofrecemos. Regístrate hoy y explora nuestras subastas semanales elaboradas por nuestro equipo de expertos profesionales.

Crear una cuenta
Compartir artículo
Close Created with Sketch.
¿Todavía no te has registrado?
Al crear tu cuenta gratuita en Catawiki, podrás pujar por cualquiera de los 50 000 objetos especiales que ofrecemos a subasta cada semana.
Regístrate ahora