Historia

El duradero idilio con los ''muscle cars'' americanos

Escrito por Tom | 20 de noviembre de 2020


Pocos coches simbolizan tanto un país y una época como los muscle cars americanos. El Plymouth Roadrunner y el Chevrolet Camaro son algunos de los ejemplos más icónicos de estos coches estadounidenses de gran potencia y representan todos ellos una época pasada de libertad, frivolidad y desenfreno. Para algunos puede que no sean más que coches, pero para muchos, como explica el experto en coches clásicos Arjan Rietveld, el idilio con los muscle cars sigue bien vivo. 


Cualquiera que haya prestado atención a la cultura popular estadounidense conoce los muscle cars, aunque solo sea de vista. Clint Eastwood desfiló con estas bestias automovilísticas en sus películas, Wilson Pickett y el coche se hicieron famosos gracias a su exitosa versión de 'Mustang Sally', y las heroínas Thelma & Louise, de la película homónima, hicieron su escapada en un Ford Thunderbird.  



Chevrolet Chevelle SS de 1970

‘La cultura popular ha jugado un importante papel en el impulso del atractivo de los muscle cars estadounidenses’, dice Arjan. ’Hay muchísimas películas en las que han aparecido los coches más emblemáticos. El Dodge Charger de The Dukes of Hazzard (destrozaron unos centenares durante la serie), el Pontiac Trans Am de Smokey and the Bandit (Los caraduras), y probablemente el más reconocible, el Mustang 390 Fastback de Bullitt con Steve McQueen, el cual recientemente se subastó por 3,7 millones de dólares. El listado es interminable y todas estas apariciones en películas han contribuido a despertar la historia de amor que tenemos con los coches de gran potencia’.


Los muscle cars


Los muscle cars suenan intensos y su nombre refleja lo que en última instancia es su principal argumento de venta: su potencia. ‘Los muscle cars son modelos deportivos que se han equipado con motores V8 (ni más ni menos) con una mayor potencia de motor en comparación con el modelo estándar’, explica Arjan. ‘Y lo importante es el ruido: el coche tiene que hacer un ruido de escape similar a una tormenta’. Estos coches son a menudo sedanes de tamaño medio con dos puertas y tracción trasera. Y aunque son ligeros, tienen una potencia superior y a menudo son difíciles de dominar, cuando compiten en rectas, su velocidad no tiene parangón. 



Chevrolet Impala de 1964

En cuanto a los más ‘musculosos’ de todos, Arjan dice que hay uno o dos coches que pueden ostentar este título. ‘No es de extrañar que el Ford Mustang en todas sus variaciones sea el favorito de todos. Luego viene el Corvette’. Curiosamente, el Ford Mustang no era originalmente un muscle car, aunque es algo muy debatido entre los amantes del motor. ‘Siempre existe la discusión de si un Mustang es o no un muscle car, lo cual es cierto en su versión original. No obstante, en el momento en que lleva Shelby o Mach unido a su nombre, la cosa cambia’. 


El simbolismo de los muscle cars


Lo que hace que sean populares es, como en el caso de muchos coches clásicos, lo que representan. Surgieron en los años 1950 en la América de la posguerra, un país que estaba encontrando su sitio como reciente superpotencia global. El sueño americano era un ideal de libertad y oportunidad. Y como Arjan sugiere, los muscle cars encarnaban todo esto y más. 


‘Simbolizaban una época en un país que representaba la libertad, el bienestar y la prosperidad. Eran asequibles y tenían una cantidad relativamente grande de potencia y ruido, algo que supongo que hizo que conducir uno fuera más bien una declaración. Ayudó el hecho de que hubiera una amplia gama para elegir, lo cual encajaba con en el ideal americano de elección’. 



El atractivo de estos coches reside tanto en su simbolismo como en su velocidad

No eran coches prácticos ni tampoco eran la inversión más sensata. Pero como explica Darwin Holstrom en American Muscle Cars: A Full-Throttle History, el atractivo de los muscle cars se encuentra en su simbolismo. ‘Si nos fijamos en los muscle cars como una tecnología, entonces sí, el atractivo de la bestia tiene poco sentido. Pero...estaríamos mirando estos coches de forma equivocada. El atractivo de un muscle car tiene tanto que ver con lo que simboliza como con lo que es. Los símbolos son algo poderoso... y un muscle car simboliza las posibilidades. Más concretamente, simboliza una época en la que algo tan bestial como un muscle car aún era una posibilidad’. 


Invertir hoy


En la actualidad, los conductores quieren algo de esa época, por lo que el valor de los muscle cars clásicos ha aumentado. ‘Es difícil decir en qué coches vale la pena invertir, así que hay que optar por lo que a uno le guste’, dice Arjan sobre la reciente demanda. ‘Los verdaderos muscle cars de los años 60 y 70 se han disparado en la última década, así que ya empiezan en un nivel inicial alto. El Shelby Mustang, el Plymouth Roadrunner y otros modelos más inusuales son difíciles de encontrar, pero veo algunas posibilidades para el Dodge Charger, el Pontiac GTO y el Oldsmobile 442, así como para el Pontiac Firebird o el Chevrolet Camaro’.


Independientemente del coche en el que elijas invertir, Arjan considera que el idilio con los muscle cars va para largo. ‘Siempre he sentido debilidad por ellos, especialmente por los que se han modificado un poco con pintura que está un poco desgastada. Pienso que, si bien compras un poco de metal, lo importante es lo que puedes hacer con esta gozada de coches. Hay un enorme mercado de accesorios para piezas de mejora que están hechas de acuerdo a los estándares modernos, por lo que son unos coches para jugar. Esto es lo especial de los muscle cars americanos. Puedes destacar entre la multitud, como un forajido’.


____________________

Captura el espíritu de los muscle cars con nuestras subastas de coches clásicos o bien regístrate como vendedor en Catawiki.


Descubre más  coches clásicos | automobilia y motobilia


También te podrían gustar:

Cuando Alfa Romeo fabricó un platillo volante

El piloto negro que hizo historia en la NASCAR

Historia de Pininfarina a través tres coches


Crea tu cuenta gratuita de Catawiki

En Catawiki, te sorprenderás cada semana con la impresionante selección de objetos especiales que te ofrecemos. Regístrate hoy y explora nuestras subastas semanales elaboradas por nuestro equipo de expertos profesionales.

Crear una cuenta
Compartir artículo
Close Created with Sketch.
¿Todavía no te has registrado?
Al crear tu cuenta gratuita en Catawiki, podrás pujar por cualquiera de los 50 000 objetos especiales que ofrecemos a subasta cada semana.
Regístrate ahora